martes, 25 de septiembre de 2018

Decide quitarse un tatuaje con las iniciales de su exesposa pero no sale como esperaba



El británico Andrew Milne, de la ciudad de Corby (Northamptonshire, Reino Unido), tenía tatuadas las iniciales de su exesposa en el dedo anular de su mano izquierda. Un día decidió que quería deshacerse de ellas, para lo cual se sometió a un tratamiento láser en varias etapas. La mañana posterior a la segunda sesión láser, Milne se despertó y descubrió con asombro una enorme ampolla purulenta que hizo que su dedo se hinchara más de dos centímetros.
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Deja tu comentario