viernes, 8 de junio de 2018

Un hambriento oso polar se atasca en la ventana de un almacén tras comer chocolate



Un hambriento oso polar entró en el almacén de un hotel en el archipiélago de Svalbard (Noruega), donde tras comer chocolate y romper varias botellas de vino se quedó atascando en una ventana tratando de escapar. El animal fue descubierto la mañana del domingo por una empleada del hotel Radio Adventure, situado en la isla de Spitsbergen, mientras se dirigía a desayunar, informa Daily Mail.
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Deja tu comentario