domingo, 22 de abril de 2018

Esta gata viaja más de 100 kilómetros por Rusia dentro de los resortes de suspensión de un coche



El asombro de Artur, un residente de la ciudad rusa de Vladivostok, no tuvo límites cuando en medio de un viaje en auto llegó hasta sus oídos el maullido de un gato. Se suponía que además de sus acompañantes, en el vehículo no había más seres vivos, pero Artur se equivocaba. Tras partir de la localidad de Arséniev, ubicada a unos 250 kilómetros de Vladivostok, y recorrer entre 130 y 150 kilómetros, el conductor hizo una parada cerca de la localidad de Mijáilovka, cuando se percató de extraños sonidos al bajar el volumen de la música, recoge Vesti.ru.
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Deja tu comentario