martes, 7 de noviembre de 2017

Un presidiario se fugó luciendo un disfraz ridículamente común en EEUU



La Policía estadounidense logró recapturar a Todd Wayne Boyes, un presidiario que el pasado 29 de octubre logró fugarse de una cárcel del estado de Virginia Occidental utilizando un disfraz ridículamente simple, publicó Daily News. Boyes, de 44 años, solo necesitó despojarse de su uniforme de reo y a cambio se colocó un suéter oscuro y unos pantalones de color caqui. En las imágenes de la prisión puede vérselo caminar con absoluta naturalidad por los pasillos, camino a la libertad.

0 comentarios: