sábado, 28 de enero de 2017

Se le desorbitó un ojo en mitad de un partido de baloncesto



Durante un partido de la liga de baloncesto australiana 'NBL' disputado este jueves, al jugador del New Zealand Breakers, Akil Michell, se le desorbitó el ojo izquierdo al recibir en el rostro un golpe de un contrincante del Cairns Taipans mientras disputaba un rebote. Tras ser atendido por los médicos y enviado a un hospital, el alero dijo que se encontraba bien y que podía ver con normalidad.