martes, 6 de diciembre de 2016

Este perro reconoce a sus antiguos dueños cuando van a adoptar a otro



Desi se puso muy contenta, ya que habían venido a por Zuzu para llevársela de nuevo a su casa. Tristemente esa alegría duró poco. La familia le aclaró que no venían a por ella, si no a adoptar a otro nuevo can. La razón que esgrimían es que Zuzu se pasaba todo el día lloriqueando. Desde que el padre de la familia había muerto, la perra se encontraba deprimida y no querían un animal así en casa. Un día el animal se escapó y decidieron no buscarlo.