lunes, 7 de noviembre de 2016

Una joven fingió que estaba muerta para gastarle una broma pesada a su novio



Una joven fingió que estaba muerta y cubierta de sangre en su propio apartamento para gastarle una broma a su novio. La chica utilizó maquillaje profesional y sangre artificial para llevar a cabo su macabra broma. Cuando el joven llega a casa y la encuentra bañada de sangre se lleve el peor susto de su vida, mientras su media naranja ‘vuelve a la vida’ entre risas. El video ha ganado más de un millón y medio de reproducciones en YouTube, pero la autora de la broma está recibiendo duras críticas.