miércoles, 13 de julio de 2016

Un total de siete móviles policiales y cerca de 15 motos para detener a un vendedor ambulante



Indignación es lo que mostraron los vecinos de La Boca, al presenciar lo insólito de una situación cotidiana: todos salieron a la vereda por el gran movimiento de policías en la cuadra, lo que indicaba un hecho delictivo con numerosos participantes o de cierta relevancia. Sin embargo, cuando observaron que los más de 20 oficiales apenas querían detener e incautar la mercadería de un vendedor ambulante, la furia brotó con acertado sentido común.

Compartir