martes, 17 de mayo de 2016

Una pelea de Kung-fu termina en una despiadada batalla campal



Una batalla campal se desató entre aficionados de Armenia y Azerbaiyán durante una pelea del campeonato europeo de Kung-fu que tuvo lugar en Lvov, Ucrania. La riña se habría desatado tras la provocación de un miembro del equipo de Azerbaiyán al luchador armenio. El equipo azerbaiyano fue descalificado "por conducta indebida" y Armenia pasó a la final.

Compartir