lunes, 18 de abril de 2016

Un oso detiene a los conductores en la autopista y se asoma por sus ventanas



Alimentar a un animal salvaje nunca es buena idea por muchas razones. Primero que nada, te arriesgas a una terrible mordedura, además podrías convertir a ese animal al que estás alimentando en un animal dependiente. Esto significa que en lugar de buscar su propia familia en su hábitat natural, prefieren acercarse a los humanos esperando recibir algo de comer.