jueves, 17 de marzo de 2016

Hacerse pasar por ciego es muy cruel, aunque en este caso demasiado divertido



Lo ha vuelto a hacer. Una vez más, las locuras de Rémi Gaillard salen a la calle. En esta ocasión, el alocado humorista francés decidió hacerse pasar por un ciego, poniendo en peligro a viandantes y conductores. Una auténtica temeridad que solo este bromista es capaz de hacer. Esta es su última aventura desde su último video en el que pretendía concienciar de que los animales no son objetos.